Connect with us

OPINIÓN

COMPAÑERE

Publicado

el

El termino “lenguaje inclusivo” ha sido parte de laconversación política y social las ultimas semanas a partir de que se viralizó un video (por cierto) sin consentimiento de la persona que lo protagoniza, en donde pide que se le llame “compañere”, ahí se ve en el recuadro de zoom el nombre y pronombres que elle usa, es decir, está muy claro comoquiere que se le diga y estimo que por ahí se debe de comenzar a analizar el asunto.

Andra; (Andra es el nombre de quien protagoniza el video viralizado) en el video llora por que después de decirle en reiteradas ocasiones a su compañero cómo quiere que se le diga (tal cual señala ella en entrevista en “el café de la mañana” podcast de reforma en stpotify”), pero que esa parte obvio en el video viralizado no aparece para poner en contexto en el que se da esa conversación.  

Todo el debate y polémica que éste suceso ha generado hace que merezca la pena detenernos a reflexionar al respecto para conocer la generalidad del propósito de la socialización del uso del lenguaje incluyente y así conocerlo más y poder criticarlo menos e incluso, por qué no, sumarnos a esta causa y si no, al menos comenzar a aceptar a quienes no quieren que se les clasifique en términos de genero binario.

Hemos escuchado y leído en redes sociales y en noticieros todo tipo de opiniones, pero en mayor medida de descalificación a este uso de lenguaje, pero poco nos hemos tomado el tiempo de conocer el contexto respecto de su uso, porque mas allá de caer de inmediato en la mofa de quienes lo hacen; justamente por que lo desconocen, démonos pues la oportunidad de al menos aprender un poco. 

Expertos en materia de lenguaje señalan que hay tres tipos de personas alrededor de este tema; quienes se oponen, quienes lo aceptan y quienes deciden no tomar partido. 

Quienes mejor entienden y aceptan el lenguaje inclusivo son quienes en principio cuentan con un amplio conocimiento del lenguaje y su uso, sin embargo ello no nos limita a comprender qué, el activismo por tratar de cambiar la forma en la que hablamos el español para incluir a quienes el propio lenguaje invisibiliza es una lucha legitima, que hoy nos pone en una disputa que podemos clasificar en términos generacionales. Por que es evidente que es mas fácil que la juventud encuentre menos resistencias a usarle, que quienes han tenido una formación de vida y de uso del lenguaje en términos estrictamente binarios en materia de genero; solo hay pues en el entorno hombres y mujeres y ya.

​El lenguaje a lo largo de la misma historia de nuestra especie siempre ha cambiado conforme transcurren la épocas y a ello nos hemos adaptado puesto que el uso del lenguajese da en términos de la legitimidad de éste,  y entonces es la legitimidad la que da sentido a las normas que permiten que la RAE genere las reglas y se ajusten o se adapten  con el

paso del tiempo debido a este fenómeno. Hablando pues en términos de los inicios del uso del lenguaje inclusivocomienza en el momento en el que en la academia norteamericana se empezó a escribir en femenino como genérico. A poner ejemplos abstractos con una mujer en vez de un hombre, (en vez de decir “imagínense a un juez que tiene frente a sí tal caso” los autores comenzaron a decir “imagínense a una juez que tiene frente a sí tal caso”), comenzando así pues a utilizar el lenguaje incluyente para visibilizar la discriminación de genero como causa. Luego se suscitó en EEUU con el uso de la “x” como alternativa neutra en los 90´s, en una parte de la comunidad latina para referir a la comunidad llamándoles “latinxs”.

El uso del lenguaje pues promueve la dignidad humana, por que como dice la RAE en esa famosa respuesta a un tuit que le pregunta sobre el uso del lenguaje inclusivo, donde la RAE señala que podrían comenzar por preguntarle a las personas como quieren que se les diga, así pues  se puede estar en contra del uso del lenguaje binario, sin embargo se puede respetar como cada quien quiera que se refieran a la persona, esto es respetar y es un buen inicio para la legitimidad del uso del lenguaje. 

En España comenzó el uso de la “e” como posibilidad para referirse a las personas mas allá de su genero y mas tarde Argentina se  popularizó el uso de la “e”, paralelamente con la lucha feminista a favor del derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo y el matrimonio igualitario, allá comenzaron a utilizar en masa el uso de la “e” como solución para ser incluyentes y de ahí se ha generalizado en todas las comunidades hispanohablantes. 

Alterar el lenguaje es una manera constante de protesta, como levantar una pancarta para visibilizar causas, entonces el uso del lenguaje inclusivo es una protesta generacional como ya señalé líneas arriba, así que conforme vayamos habituándonos a respetar a cada quien, pues la discusión tiene que ser en función al entendimiento con el tiempo. 

Vale la pena precisar que artículos o sustantivos como por ejemplo “les niñes quemaron los libros”, así esta correcto, no es necesario ponerle la “e” a la palabra libros, entonces que quede claro que no se arruina el lenguaje, no se arruina el español con el lenguaje incluyente, los estudiosos del lenguaje, no se oponen al uso del lenguaje incluyente por que a elles les corresponde estudiar los fenómenos del uso del lenguaje, no regirlo en si mismo, puesto que la gramática va cambiando con el tiempo, como ya hemos dicho pues.

Ya hay ejemplos de cómo hemos cambiado para evitar la discriminación, en México por ejemplo desde hace varios años ya no se usa la el termino “indio”, ahora se refiere como indígena e incluso últimamente ha resultado mejor decir pueblos originarios, logrando pues reivindicar luchas y causas.

¿Qué hacemos entonces? pues tener claridad en lo que se va a decir y no discriminar, comenzar por evitar decir términos de genero, precisamente para no decir la o, la a o la e, sin que sea a la fuerza, sino que podamos exhibir una necesidad de incluir a todes en nuestra sociedad por ello idea es poder combatir la desigualdad desde el lenguaje, no solo en las calles, no solo en los escenarios tradicionales de lucha, teniendo claro que no se trata de imponer, sino socializar, como ya se dijo en este texto la forma de incluir a todas las personas y que se eviten la discriminación y la desigualdad.  

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *